¿Cómo extraer y conservar correctamente la leche materna?

Amantar es un regalo de amor que estrecha los lazos afectivos entre la madre y su bebé. La leche materna se adapta a la edad y al estado de madurez de su hijo o hija, y contiene todos los nutrientes que el bebé necesita, en la proporción adecuada y en la forma en que pueda absorberlos mejor.

La leche materna es un elemento vivo que contiene una gran variedad de células y sustancias que protegen al niño de las infecciones. Recientes descubrimientos demuestran que ciertos aminoácidos y ácidos grasos aportados por la leche materna contribuyen a un desarrollo normal del cerebro y de la visión. El 65% de este desarrollo ocurre en el primer año de vida. También reduce la aparición de alergias, obesidad y enfermedades cardiovasculares en la adultez.

Por su parte, la satisfacción que experimenta el niño al mamar en forma exitosa gratificará a la madre, y fortalecerá su relación con su bebé.

Una lactancia apropiada tiene una duración aproximada, en general, de seis meses. Sin embargo, puede obtenerse una producción adicional, manteniendo la lactancia durante un año post parto o incluso más.

¿Como crear tu propio banco de leche en casa?

  • Lavar bien las manos.
  • Esterilizar todos los utensilios a usar: saca leche, botella o bolsa para guardar la leche. Deben haber sido hervidos previamente durante al menos 10 minutos.
  • Practicar masajes en todo el pecho, suavemente, con la mano y en forma circular en los nódulos congestionados.
  • Aplicar la bomba saca leche en el pecho y comenzar accionar el modo estimulación y posteriormente extracción.
  • La leche que se saque puede ser guardada en el refrigerador por 48 horas.
  • Se puede juntar la leche que haya sido extraída en un lapso de 48 horas en un mismo envase.
  • Congelada puede ser guardada por hasta 2 meses. Por eso, es importante rotular la fecha de congelamiento en una posición visible.
  • *Importante: Las bolsas para almacenar leche materna solo pueden ser utilizadas una única vez. No volver a utilizarlas una vez descongelada la leche.

Uso de la leche almacenada

  • Una vez que se quiera utilizar la leche, se recomienda bajarla del congelador al refrigerador la noche anterior. para que se descongele paulatinamente; esta leche dura 24 horas una vez invertido el proceso.
  • Se calienta a Baño María (mira aquí como hacerlo de forma correcta https://bit.ly/32q2WNJ), dentro de una taza o recipiente con agua caliente. No es necesario hervirla.
  • Luego se le pone en el envase en el que se le dará al niño y se bate para homogenizar su contenido. Solo entonces se puede alimentar al bebé con leche guardada.
  • No es recomendable el uso del horno microondas para calentar la leche, pues podría alterar el valor nutricional y biológica de esta.

Limpieza e higiene

Use agua potable para cualquiera de las operaciones de limpieza descritas a continuación.

Limpie las piezas inmediatamente tras el uso para evitar que se sequen los restos de leche y para prevenir el desarrollo de bacterias.

Aquí https://bit.ly/32q2WNJ puedes ver cómo esterilizar e higienizar los elementos de tú bebe, piezas de los extractores de leche, juguetes o chupetes.

Importante:

  • No conserve la leche materna en la puerta de frigorífico. En cambio, elija la parte más fría del frigorífico (en la parte del estante de encima del compartimiento de las verduras).
  • Puede congelar la leche materna extraída en biberones o bolsas. No llene los biberones o las bolsas de más de 3/4 partes para dejar espacio para una posible expansión.
  • Etiquete los biberones o bolsas con la fecha de extracción.
  • La leche materna debe ser descongelada a temperatura ambiente, no forzar el proceso con agua caliente.

Deja una respuesta